En este momento estás viendo 5 diferencias entre energía sostenible y energía alternativa

5 diferencias entre energía sostenible y energía alternativa

La energía sostenible y la energía alternativa son dos términos que a menudo se utilizan de manera intercambiable, pero que en realidad tienen diferencias significativas. El primer tipo de energía es aquella que se obtiene de fuentes renovables y no contaminantes. Por otro lado, la energía alternativa incluye una amplia variedad de fuentes de energía, tanto renovables como no renovables. Esta forma de energía puede incorporar tecnologías no convencionales como la energía nuclear y la energía de hidrógeno. Es importante tener en cuenta estas diferencias al considerar opciones para producir y utilizar energía de manera más responsable para todo el mundo.

Principales diferencias y beneficios entre estos dos tipos de energía

  1. Fuente de energía: La sostenible se obtiene de fuentes de energía que son renovables y no contaminantes, es decir, que no emiten gases de efecto invernadero ni tienen impacto negativo en el medio ambiente. Algunas de las fuentes de energía sostenibles más comunes incluyen la energía solar, la energía eólica, la energía geotérmica, la energía hidráulica y la biomasa.Por otro lado, la energía alternativa abarca una amplia gama de fuentes de energía, tanto renovables como no renovables, que pueden utilizarse como una alternativa a los combustibles fósiles tradicionales. Algunos ejemplos de energía alternativa incluyen la energía nuclear y la energía de hidrógeno, aunque también existen otras formas de energía alternativa como la energía de la biomasa, la energía solar térmica y la energía solar fotovoltaica. En general, la energía alternativa se considera una opción más sostenible y menos contaminante que los combustibles fósiles tradicionales, y su uso está en aumento en todo el mundo.
  2. Eficiencia y sostenibilidad: En el primer caso, se considera más eficiente y sostenible a largo plazo, ya que se obtiene de fuentes que no se agotan y no emiten gases de efecto invernadero. Como es ampliamente conocido, estos gases son un fenómeno que se manifiesta a través de un aumento de la temperatura media global, el derretimiento de los glaciares, el aumento del nivel del mar y la intensificación de fenómenos meteorológicos extremos como sequías, inundaciones y ciclones.Por otro lado, la energía alternativa puede incluir fuentes de energía que son menos sostenibles o que tienen un impacto ambiental mayor.
  3. Impacto ambiental: La fuente sostenible tiene un impacto ambiental mucho menor que la energía obtenida de combustibles fósiles, ya que no emite gases de efecto invernadero ni contamina el aire. En cambio, algunas formas de energía alternativa pueden tener un impacto ambiental mayor, como la energía nuclear, que genera residuos radiactivos.
  4. Costes: Debido a que de estas dos formas de energías existen distintos tipos y algunas similitudes entre ellas, su uso puede variar en términos de costes, dependiendo de la tecnología y los recursos necesarios para producirla. Si se compara la energía solar y eólica con la energía nuclear y la de hidrógeno, es evidente que estas últimas son mucho más costosas.
  5. Disponibilidad: La fuente sostenible es más disponible en algunas áreas que en otras, ya que depende de la presencia de recursos naturales como el sol, el viento y el agua. En cambio, la energía alternativa puede ser producida en cualquier lugar, siempre y cuando se cuente con la tecnología y los recursos necesarios.

Te puede interesar: Beneficios de la energía fotovoltaica en Chile

Mejores oportunidades de energía para nuestro futuro

En conclusión, el uso de un tipo energía u otro es importante porque nos permite reducir la dependencia de combustibles fósiles y mitigar el cambio climático. Además, estas fuentes de energía son más viables a largo plazo y tienen un impacto ambiental mucho menor que los combustibles fósiles. Además, al utilizar estas formas de energía estamos contribuyendo a la preservación de los recursos naturales para las generaciones futuras y a un mundo más limpio y saludable. Por estas razones, es importante considerar el uso de estas energías en nuestras vidas cotidianas.